Embarazo y soledad, aspectos a tener en cuenta

Embarazo y soledad

embarazo y soledad

Embarazo y soledad podrían parecer aspectos contrapuestos. Muchas personas señalarían que la mejor compañía que puede tener la mujer es la del ser que lleva dentro. Parece que socialmente se da una norma interna que adjudica a las embarazadas un lugar de vitalidad, fuerza, ilusión, armonía, etc., que en numerosas ocasiones no se da, o por lo menos no de una manera constante.

Por ello el sentimiento en el embarazo de soledad es bastante más frecuente de lo que pensamos y muchas mujeres lo pueden sentir así. Hay mujeres que recurren en ese periodo a la psicoterapia y verbalizan diferentes sentimientos que habitualmente no se integrarían dentro del periodo del embarazo considerado supuestamente un momento repleto de felicidad. Sentir angustia, incertidumbre, malestar, tristeza, soledad, ansiedad, etc es más común de lo que nos creemos.
Esto significa que aunque en un embarazo no haya complicaciones médicas, ya se dan de por sí una serie de cambios en el estado de ánimo que se deben tener en cuenta. No hablo de una situación de una mujer sin pareja que lleva su embarazo en solitario, situación que merece un futuro artículo por las propias peculiaridades que conlleva, sino de un embarazo en la que una persona tiene pareja y ambos comparten la llegada de un hijo o hija.

De esta forma muchas personas, principalmente mujeres, sienten que embarazo y soledad comparten espacio:

  • Por el mero hecho del cambio vital en sí, que puede producir incertidumbre y estrés, sobre todo si es el primer hijo. Ya las dos personas van a tener a un ser que va a depender de ellos. Se pueden dar dan preocupaciones laborales, afectivas; familiares, en definitiva sentir y ser consciente que se deja una etapa vital atrás.
  • Por la responsabilidad que conlleva traer una persona al mundo; cuidar de él o ella, educarle, darle un buen lugar para vivir, alimentación, salud. En situaciones con inestabilidad económica o laboral este sentimiento se recrudece.
  • Debido a los propios cambios hormonales que afectan desde el principio del embarazo ya que hay una constante reestructuración interna en el cuerpo de la mujer.
  • Por la propia revolución que supone el ser madre en nuestra experiencias como hijas. Lo que hemos vivido, la relación que hemos tenido con nuestras madres, etc.
  • Porque con algunas amistades puede haber un sentimiento de lejanía. Hay personas que sorprenden acercándose e interesándose, y en cambio otras parece que se alejan o no ponen tanta dedicación como se esperaría.

embarazo y soledad 2

  • Ya que frecuentemente se da el sentimiento en la embarazada de que sus parejas no dan la parte de atención, cuidado, interés que necesitan. Es vital la actitud de tu pareja durante el embarazo porque no son sólo las hormonas las que están removidas, sino que hay muchas emociones contrapuestas y la otra persona tiene que entenderlo y estar ahí favoreciendo la superación de esos momentos. Si no lo hace, díselo y pídele lo que necesitas ya que es otra parte involucrada y fundamental en el embarazo. Una paciente a la que acompañé en su embarazo, ya que sentía mucha inseguridad de poder llevar bien esa etapa y ser una buena madre comentaba: “Me siento aislada de mi pareja ..es como si él estuviese fuera de lo que estamos viviendo. Yo me veo cada vez más enfocada en el niño que va a llegar en dos meses, y él en cambio sigue enfocado como prioridad en el trabajo, llega tarde y siento que casi ni me pregunta o se interesa”..
  • Además la presión social que siente la mujer actualmente en el terreno de ser una buena madre, criar con apego pero no perder la vida profesional lo que implica un sentimiento de dicotomía constante. Este aspecto lo he vivido y escuchado a amigas profesionales y pacientes “Me siento una mala madre si me reincorporo al trabajo pronto”, “No sé qué hacer, si pedir excedencia o no por si me perjudica en el trabajo”, “me da miedo que el ser madre me limite mi vida profesional, etc.”.
  • No se puede obviar tampoco el aislamiento en el que vivimos actualmente. Aunque podamos acceder a toda la información de internet no tenemos ese núcleo como existía antes de apoyo comunitario de la maternidad. Hablo de un apoyo social, conyugal, familiar que muchas veces no existe. Muchas mujeres profesionales son mal vistas en sus empresas por pedir la baja en el embarazo antes de dar a luz, a prácticamente ninguna mujer embarazada la contratan, o incluso en algunos sectores se las rescinde el contrato, aunque sea denunciable. No hay políticas de apoyo y soporte social suficientes, y eso repercute y agranda esa sensación de incomprensión, malestar y soledad.

 Embarazo y soledad sin connotación negativa

embarazo y soledad2

 Pero embarazo y soledad no tiene por qué tener una connotación exclusivamente negativa. Al revés, puede ser un momento perfecto para que la futura madre ordene aspectos de su vida; de su estado emocional, de su pasado y de su futuro y dar prioridad a lo que realmente es importante a partir de ese momento: poder traer a una persona al mundo con la que se va estableciendo ya un vínculo desde el embarazo. Es cierto que en muchos momentos va a estar sola, pero eso no tiene por qué ser vivido con angustia de forma permanente. Un embarazo puede experimentarse desde esa perspectiva de reencuentro personal hacia una misma, conociéndose, comprendiéndose y reforzando las capacidades de cuidar y de entrega, y  también del encuentro hacia la persona a la que acompañas en su proceso de nacer, y a la que seguirás acompañando toda su vida.

El embarazo es un hecho natural y un periodo maravilloso de encuentro personal, y hacia el otro ser, pero eso no significa que no requiera de un apoyo y cercanía de otras personas. Es maravilloso para la mujer que lo experimenta sentirse capaz, con esa responsabilidad vital tan importante, pero eso no implica que la persona se cierre y aleje a su pareja de este momento que los dos han elegido. Tampoco significa distanciarse de todas las personas queridas que han estado a tu lado durante años y que a lo mejor no se percatan de tus necesidades actuales. Comparte cómo te sientes; las preocupaciones, las alegrías y momentos de gran emoción, y por supuesto pide aquello que sientas que necesitas a esas personas de confianza, y ya valorarás si su respuesta merece la pena. Relacionate si quieres con otras embarazadas pero no renuncies a tu mundo anterior, aunque actualmente no sea el prioritario, pues ha sido tu base para llegar donde estás. En definitiva, disfruta y saborea el embarazo, acompañada y en soledad.

 www.psicologosmadridweb.es/

14 thoughts on “Embarazo y soledad, aspectos a tener en cuenta

  1. gracias por los consejos , aunque intento cer ese lado positivo de estar sola en mi segundo embarazo, pero esta vez de otro padre que pense seria diferente,
    Estoy casada y venci mi mayor miedo a volver a ser madre sola, sin una pareja que este comigo junto a mi hijo, a pedido de mi esposo que queria ser padre con toda su fuerza , logro convencerme, ahora sigo con el , embarazada de una bebe que amo, y viviendo la misma soledad que en el embarazo de mi primer hijo, con un padre que se molesta porque tiene que dejar sus actividades de ocio para estar cuidandome, un padre que cuando se queda a cuidarme termina diciendome que porque no se fue a otra parte, porque lo canso, porque ayer casi perdi mi bebe de 5 meses y hoy el esta molesto por tener que estar en casa ayudandome, estamos en otro pais y no tengo a nadie, y tomar un avion ral vez perjudique mas al bebe, no quiero llamar a mi madre para no ponerla mal, porque soy yo quien debe decidir, y no se si me falta fuerza lucidez o que para vet que es lo correcto, he solucionado todo sola en mi vida, pero hoy necesito que alguien me de un condejo

  2. Denisse Alejandra Toledo Reyes

    Un embarazo en soledad es lo más triste que puede pasar una madre… el aislamiento que hace la supuesta pareja que decía que te amaba, sus perturbantes críticas. Soy una mujer que hoy tiene casi cuatro meses de embarazo, y me dejaron de la peor forma, un hombre chanta y sin corazón, que ame y hoy sólo siento la tristeza más grande que he sentido en mi vida. Eres la peor persona que pude haber conocido en mi vida…. pero todo se paga y no te deseo mal, sólo le dejo a Dios todo lo que me has echo.

      • Hola francisca… Te aconsejó que dejes pasar el tiempo, el tiempo es la mejor cura junto a la oración, no esperes nada del padre de tu hijo.
        Cuando nazca tu bebe solo entregale amor y verás que nada te hará falta, yo llore, sufrí como nunca en mi vida, déjale en las manos de Dios todas las injusticias. Veras que todo sera bendicion en tu vida, ánimo y muchas bendiciones, no eres la primera y tampoco la ultima, muchos hombres en esta vida son hinumanos… Eso que no te importe. La vida nos pone pruebas, pero esta prueba es la mas linda que puedes tener.
        Dios te bendiga

      • Hola Francisca, cada historia y relación es única. Si el padre quiere estar presente en la vida del hijo o hija es muy importante que lo esté, aunque la relación de pareja se haya finalizado.
        Si ya desde el embarazo no se implica es difícil que lo vaya a hacer posteriormente, pero puede ocurrir. Por supuesto está la vía legal para exigirle un cumplimiento a la hora de responder económicamente, pero no sé puede obligar a amar a un hijo. Que vaya estupendamente y os deseamos lo mejor.

  3. La verdad es que es un momento muy duro. Esperamos que puedas ir encontrándote y que puedas ir dejando atrás a esa relación y pudiendo dejar de sentir rabia. Centrarte en el amor hacia tu bebé es lo que te permitirá ilusionarte y salir adelante. Mucho ánimo.

  4. Denisse Alejandra Toledo Reyes

    muchas gracias… se que son momentos duros, pero se también que saldré a delante, el amor a este bebe es lo que me hace fuerte.

  5. Los hombres no sirven más que para poner la semilla y después se convierten en un hijo más. Consensuas tener un hijo y después son imbéciles, me canse de ver eso. El embarazo debe hacernos más fuertes, y nuestro hijo debe sentir nuestra felicidad por su llegada. Si hay maltrato durante el embarazo por parte del padre, a denunciarlo. La vida está llena de momentos hermosos, a disfrutarlos.

  6. Yo estoy en una dicotomía, por un lado enamorada de mi hija y en constante comunicación con ella hablándole, tocándome la panza y viendo cómo responde, el papá también fascinado, estamos físicamente más cercanos que antes. Pero ahora se encuentra de viaje por trabajo y estos días han sido eternos. Todos los familiares bien intencionados se han quedado en eso. Mi mamá no ha salido de su casa para visitarme, no me llama ni responde mis mensajes siquiera y cada vez que he ido a ver la con lo que me cuesta ya moverme,me lo hace pasar pésimo con sus propios problemas que nada tienen que vvr conmigo. Mi hermana enfrascada en su trabajo y relación de pareja, tampoco me llama. Mi papá que podría visitarme un rato al volver de su trabajo, hoy me dijo que todas las mañanas reza a Dios por mi salud y la de su nieta…pero de qué me sirven sus oraciones con lo sola que me siento? Y hasta mi marido, está al otro lado del mundo y me llama una vez al día cuando está quedándose dormido, cansado, pero manda y manda fotos de los lugares que ha visitado y las actividades que ha hecho en su trabajo. En vez de usar esos ratos de internet para llamarme y saber si estoy bien o al menos para que yo tenga contacto con otro ser humano. Ninguna de estas personas tiene remota idea de lo sola que he estado, sólo las pataditas de mi nena me alegran el día.

    • Es cierto que el contacto con tu hija te podrá dar mucha fuerza y tener claras cuáles son as prioridades. En este caso cuidarte tú para estar bien y que tu hija también lo pueda estar más.
      Las expectativas que tenemos hacia los demás muchas veces resultan sobredimensionadas y nos llevamos continuamente decepciones, por lo que es mejor tener claro que la relación con tu bebé es la primordial en este momento.

    • Hola, yo perdía mi mamá hace un.1 año, lamentablemente se perdió mi primer embarazo, ya estoy de 7 meses y nadie me visita, ni familiares ni amigos, parece que desde que se enteraron se desaparecieron, paso sola todo el día en casa con mi perro y me bebe que son mi única compañía, intente acercar a mis familiares y amigos para organizar un baby shower y nadie me Ayuda, estoy arrepintiendome de hacerlo yo sola, compre cositas para hacer luceros y unos pequeños recuerdos pero cada que me siento a a hacerlos me invade la tristeza de sólo pensar que no hay nadie para ayudarme, mi esposo me Ayuda mucho incluso me ayudó a escoger los.colores para decorar nuestras cosas, trata todos los días de hacerme sentir amada, pero es lamentable sentir que tu familia y amigos no están para ti… por mas que trató de ver un lado positivo por lo que viene la tristeza me invade y pienso a cada momento que si mi madre siguiera con nosotros no estaría sintiéndome como ahora.

      • Sandra, es cierto que el momento del embarazo genera muchas expectativas y también muchas decepciones porque las personas frecuentemente no responden como esperásemos.
        Centrate en tu embarazo y en ti para cuidarte y encontrarte tranquila sin estar tan pendiente de los demás, y apoyate en aquellas personas que sí están a tu lado.
        En el embarazo muchas personas no se dan cuenta de las necesidades de la mujer embarazada; hay a apersonas que les puedes pedir ciertas cosas que necesites, pero la realidad es que es un momento tuyo. Suele ayudar mucho conocer y entablar relaciones con personas que están viviendo lo mismo que tú, porque se comparte mucha vida.
        Que te vaya muy bien

        • Me pasa algo similar a lo que comentan. Mi marido está siempre presente, es muy preocupado, pero el resto de mi familia no puede o no quiere estar presente. Mi hermana por trabajo, vive lejos y tiene 2 niños que tienen sus propios problemas. Pero es mi mamá a la cual parece que no le importó nada, pero nada, vive en otra ciudad y la he visto una vez este año, hace ya varios meses. No me llama nunca, estoy con un embarazo de 6 y medio meses y ni pregunta si me siento bien o necesito algo. La invité a la playa junto a mi hermana para que disfrutemos en familia y no quiso pq quería invitar a una amiga y no compartir con gente con la que ella no quiere estar (por mi hermana y sus hijos). Las pocas veces que hablo con ella sólo me dice lo malo que tengo, mis defectos y lo horrible que es tener hijos. Aveces creo que nosotras fuimos su peor error. Ya decidí no esperar nada, no tengo un cariño y consejo de una mamá cuando más lo necesito pero debo vivir con ello y tratar de no generar esos vacíos con mis hijos 🙁

          • Estimada Daniela,
            Espero que puedas cuidarte y saber aceptar con qué personas te puedes cuidar, sin esperar aspectos que te puedan daño de gente cercana, aunque esas personas sean familiares cercanas.
            Esperando que puedas disfrutar de tu embarazo y sobre todo de una experiencia tan maravillosa como la maternidad, sin como decías utilizar a los hijos para “tapar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*