Amor de pareja

amor de pareja1Amor de pareja, ¿qué nos motiva?

El amor de pareja es el amor menos neutral que existe; está plagado de expectativas, creencias, intereses, etc, y nos remueve infinidad de aspectos del pasado, de nuestra historia de vida, y sobre todo de nuestras relacione de pareja anteriores y las familiares.
Elegimos a una pareja con la que deseamos estar, pero en el amor de pareja nos motivan distintos aspectos cuando buscamos a esa persona con la que compartir ese tiempo de vida. Los motivos de esa elección específica pueden diferir mucho; hay personas que se dejan llevar por la atracción física y la sexualidad, otros por una buena posición que les de seguridad  económica en la vida, otros por una persona con las que sentir un amor de pareja para no estar solos, por tener a alguien a quien cuidar o ser cuidado,  etc.
Si nos damos cuenta el aspecto clave que más se remueve en el amor de pareja es la búsqueda de seguridad. Deseamos ser amados pero no de cualquier manera, y cuando no logramos aquello que ansiamos nos frustra, decepciona, entristece y en algunas ocasiones nos hace desesperar.
En el amor de pareja, al juntarse dos personas con historias de vida diferentes, y frecuentemente con motivaciones distintas, puede ser que se complementen, o que su propia búsqueda de satisfacción les genere un malestar constante al no responder la otra persona como esperaban, aspecto que nos encontramos constantemente en nuestra consulta cuando una pareja solicita psicoterapia.
Con un ejemplo puede quedar más claro, ya que en determinadas situaciones del amor de pareja la otra persona que yo he elegido es a la vez fuente de seguridad pero también de decepción y dolor al frustrar mis motivaciones. Parejas como Luis y Mónica que frecuentemente se pelean porque ella considera que él no le pone en un lugar importante frente a los hijos de él y Luis siente que ella tiene que hacer de cuidadora de éstos. Ambos ansiaban tener seguridad en su relación, pero las necesidades personales  difieren.

Principales problemas en el amor de pareja

Cuando uno siente que su única fuente de alivio es su pareja, pero a la vez percibe que está es la que le genera el mayor malestar, la inseguridad y el daño en la relación están servidos.

amor de pareja2Así es como sucede con una pareja que llegó a consulta hace pocos meses. Ambos habían estructurado su relación, su amor de pareja, de tal manera que consideraban que el otro era su única fuente de felicidad, placer y seguridad. Esto desde la lógica nos puede resultar algo irracional, pero muchas parejas se forman así, esperando que el otro cubra aquellos vacíos afectivos que han podido acumular a lo largo del tiempo.

El tema es que al ser dos personas independientes por una cosa u otra al final la decepción estaba servida, ya que no hacían lo que el otro esperaba; O bien porque uno de ellos había quedado con unos amigos y llegaba tarde a la casa, o porque los padres de la pareja opinaban, o porque no eran detallistas con el otro lo que esperaban, o porque necesitaban ser escuchados y entendidos por el otro y encontraban poca empatía, etc. Cualquier pequeña actuación o gesto era identificado y percibido por el otro con la intención de dañar, de no cuidar, e incluso de no amar. Había reconciliaciones temporales para luego volver a sentir esa frustración de necesitar al otro y no percibir respuesta, y es que hay situaciones donde el amor de pareja se convierte en una especie de droga, se necesita pero se siente que daña.
En los problemas de amor de pareja de estas características o bien se trabaja de forma individual y de pareja en terapia o la inercia normalmente acaba desgastando tanto la relación que es muy probable que ésta se acabe rompiendo. Conocer y comprender que frecuentemente en el amor de pareja la interpretación de lo que hace el otro está cargada de «mi» subjetividad, carencias y necesidades no cubiertas también en el pasado resulta la mejor manera para poder optar por una relación donde el amor de pareja implique crecer, y no todo lo contrario.

psicologosmadridweb.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*