Informe Familia

Hace unos meses se publicó el Informe de Familia elaborado por el Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia de Comillas.

El Informe de Familia refleja varios aspectos que es importante resaltar, pero una conclusión importante es la todavía ausencia del padre en la crianza y en la vida de los hijos.

Todavía, y creo que por bastante tiempo, la familia va a seguir siendo responsabilidad, trabajo y carga de las mujeres. Ésto lo digo con profundo conocimiento. Lo primero por la propia vida y lo que una vive y observa, por otro lado por mi experiencia profesional, son las mujeres las que en la mayor parte de las ocasiones piden ayuda psicológica para alguno de sus hijos, y sin embargo son los hombres los que más dificultades ponen para asistir a la sesiones familiares…cambia a mi hijo, pero yo no me voy a implicar en el cambio…

Ni que hablar del estado personal de la mayoría de las mujeres, madres que acuden a psicoterapia. Sobreexigidas, culpabilizadas, con una profunda sensación de no llegar y un nivel de ansiedad y depresión muy alto.

Volviendo al informe de familia, para nueve de casa diez personas no existe un referente en la sociedad que pueda ser un ejemplo de paternidad positiva.

Varios datos importantes del informe de familia son:

  • El 85% reclama más presencia del padre en el hogar y el 63% considera que la ausencia del padre afecta al desarrollo personal y laboral de su pareja sobre quien recae el grueso de las obligaciones de crianza. De hecho hace unos días se hablaba de que el 90% de las reducciones y excedencias son solicitadas por las mujeres.
  • Todo ello muestra una clara diferencia y desigualdad entre hombres y mujeres con respecto a la crianza de los hijos.

Con todo ello no es de extrañar que se valore la necesidad de que la paternidad implique más presencia en la vida de los hijos.

Otro aspecto es si los hombres están dispuestos a luchar por ello, y eso les tiene que compensar, ya que si su mayor apuesta sigue siendo la realización y ambición económica-laboral, es complicado que se dé un cambio.

Podemos hablar que la ausencia del padre es el nuevo rostro del patriarcalismo, aunque el padre se ve a sí mismo mejor de la presencia que tiene, ya que el 61%  se considera suficientemente comunicativo y atento con sus hijos…pero ¿Cuánto tiempo les dedican?

Otro dato importante del informe es que la crisis y la situación económica ha generado que no se puedan formar hogares propios, que es lo que sucede a dos tercios de la población menor de 35 años que aún vive con sus padres por no poder acceder económicamente a la emancipación.

En el Informe de Familia se resalta que la mujer, otra vez , es la que sufre más problemas para independizarse sobre todo si es soltera, de bajo nivel económico y educativo que se dedica al cuidado de sus parientes.

En conclusión, la familia es el valor más importante a nivel social, pero de los más sobrecargados y descuidados. El hombre sigue orientando sus motivaciones y expectativas al terreno laboral, delegando en la mujer la carga familiar, y ésta ya no sólo se dedica a la familia como tradicionalmente, sino que tiene numerosos frentes que afrontar que sólo la sobrecargan. No somos conscientes de lo que se pierde ante mantener una posición periférica en la familia, aparte de que los hijos necesitan atención, cuidado y tiempo de calidad.

Acceder al informe completo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*