Las vacaciones de hijos de padres separados

Las vacaciones de hijos de padres separados

vacaciones de hijos de padres separados Las vacaciones de hijos de padres separados pueden ser un periodo de tranquilidad y ocio, o por el contrario convertirse en un espacio muy estresante por la mala relación entre los progenitores que ya no conviven.

Hace unos días estuvo en la consulta un hombre que está separado desde hace dos años y que tiene una hija que no llega a los diez. Habitualmente padre e hija se ven semanalmente y fines de semana alternos, pero llegaban las vacaciones de verano y todo iba a cambiar. Normalmente tienen estipulado por sentencia dividir las vacaciones por quincenas y eso iban a hacer este año, pero durante los últimos meses la relación entre padre y madre se había deteriorado mucho por distintos motivos (nueva relación de pareja del padre, no compartir información médica de la hija, etc), aspecto que había acabado afectando a la menor que se había visto envuelta en las discusiones de sus progenitores, llegando a adquirir en diferentes ocasiones la posición de la madre como si fuese su guardiana y defensora.

Las vacaciones de hijos de padres separados son largos periodos en los que no se ven a los hijos. Un aspecto que ha mejorado de Seguir leyendo…

Odio ser adolescente

adolescente1Odio ser adolescente

 El otro día Ana, adolescente de catorce años, estudiante con malos resultados académicos me comentaba en psicoterapia que no se soportaba a ella misma en numerosas ocasiones, que eso le generaba rabia hacia sí y culpa por lo que desencadenaba en la familia.

“Yo intento callarme cosas para no defraudarles, pero derrepente me sale mucha rabia por cualquier cosa que he acumulado durante el día y lo pago con ellos. A veces mi madre se ha puesto a llorar y me he sentido fatal, y entonces mi padre se enfada más conmigo y el problema se hace más grande. Mi madre además creo que pretende que le cuente todo de mi vida y yo no quiero….”

Sus padres solicitaron apoyo psicológico hace apenas un mes ya que la convivencia en casa, según relataban, se había vuelto insoportable; gritos, discusiones, desconfianza, enfados, en definitiva un gran distanciamiento al que no estaban ni querían acostumbrarse, acusando de ello a su hija adolescente.
“A mis padres no les paso ni una, lo reconozco, es como si estuviese a la defensiva todo el día con ellos porque siento que me quieren controlar como cuando era pequeña, y sin embargo con mis amigas me callo lo que Seguir leyendo…

Nuevas parejas, nuevas familias, nuevos retos

nuevas parejas

Cada vez es más frecuente que nuevas parejas que establecen nuevas familias acudan solicitando apoyo u orientación psicológica. Actualmente de hecho tengo cuatro casos en la consulta con estas características lo cual no deja de ser un indicador de los cambios familiares y sociales que se están dando. Considero que es un gran paso solicitar psicoterapia, ya que son parejas con una serie de factores intrínsecos que las hacen mucho más vulnerables, pero también con grandes oportunidades.

La película Boyhood por ejemplo, nominada y ganadora de varios premios Óscar reflejaba parte de esos cambios sociales en la vida de una familia norteamericana; las rupturas, las nuevas parejas de los padres y de qué forma las elegían, las nuevas familias que se establecían con los hijos y sus singularidades, etc., por cierto que desde el blog la recomiendo. Aúna la sencillez y la cotidianidad de una familia de una forma muy real con la inevitable marca del paso del tiempo que nos va determinando y no nos espera.

El resumen es que en nuestra realidad el número de rupturas de pareja en bastante alto (más de un 50%) y cuando esto sucede, lo habitual es que pasado un tiempo alguno de los progenitores conozca a otra Seguir leyendo…

Las caricias

 caricias1Las caricias son las unidades más básicas e importantes de reconocimiento y amor que mostramos. Desde que nacemos forman parte de las relaciones que establecemos, conformando nuestra identidad y la forma de relacionarnos con los demás. Cuando salimos del vientre materno vamos a estar sometidos a diferentes caricias: nutricias, corporales, verbales, gestuales que serán de mayor o menor abundancia según el contexto donde nazcamos. Poniendo dos casos extremos no es lo mismo un niño que llega al mundo y es arropado por sus padres, que le dan el pecho, que lo tocan, que lo cogen cuando llora, que le dan calor, que lo acarician y lo lavan, que un bebe que nace, lo abandonan al poco tiempo y va a un centro de protección donde permanece en una cuna durante horas, sin una atención personalizada sobre él y con una estimulación física y emocional muy precariaLas caricias no implican deslizar la mano por el rostro o el cuerpo de alguien. No son meras expresiones táctiles, en absoluto, son formas de reconocer y nutrir a la otra persona que se pueden hacer de forma gestual (una sonrisa), verbal (te quiero, eres una persona muy buena), escrita (una carta, un mail), material (un Seguir leyendo…

No tengo autocontrol y exploto de ira

autocontrol

Hay muchas personas que he atendido en la consulta sin autocontrol y cuyo motivo principal a la hora de solicitar ayuda psicoterapeutica era por su sensación de que a veces explotaban sin razón o de forma desproporcionada, lo que les había generado problemas y rupturas de pareja, conflictos familiares, dificultades laborales o con las amistades, etc.
Recuerdo una chica de treinta años que comentaba que en cada pequeño conflicto con su pareja ella acababa perdiendo los nervios: “No sé qué me pasa pero es que exploto y digo cualquier cosa….Es como si tuviese una ametralladora dentro que cuando sale empiezo a disparar sin control, y es que me acabo sintiendo fatal luego y culpable…sobre todo me molesta tener esa sensación de que no soy capaz de controlar mi enfado y de arrasar con todo, de no tener ningún autocontrol sobre lo que me sucede”.
Así que en su caso, aunque a veces pudiese tener motivos reales y objetivos para molestarse acababa perdiendo legitimidad o razón por la forma en que lo expresaba (explosiones de ira, gritos, amenazas, insultos, portazos, llantos descontrolados, etc).

El autocontrol

Las personas frecuentemente confundimos el querer controlar lo que sentimos con lo que hacemos con dicha emoción.
Respecto a lo primero es importante Seguir leyendo…

Queridos Reyes Magos: que no nos miren sólo en Navidad

la otra carta

Hablando de los reyes magos, durante los pasados días dos familias que atiendo en psicoterapia han traído a la intervención el último anuncio de la multinacional Ikea, llamado La otra carta, y que podéis visualizar casi al final del artículo. Yo, que estaba pensando en escribir este último post del año 2014 centrado en saber regalar, y en que las necesidades de los hijos no son rodearlos de cosas materiales, lo acogí con determinación.

Todo empezó hace un mes cuando un padre y una madre en pleno proceso de mediación familiar para su separación estaban comentando lo que se iban a gastar en los regalos de reyes para su hija de doce años, seiscientos euros.

Comencé a preguntarme lo que hubiese preferido esta niña. Posiblemente que sus padres no hubiesen estado discutiendo los últimos catorce meses, no ver a su madre llorar diariamente, a su padre durmiendo en el sofá a veces, cenas donde nadie hablaba y se palpaba la tensión, etc.

Este post va a ser una carta para los reyes magos que va referido a padres y madres. No está escrita por mí, sino basada en los testimonios y confidencias de niñas y niños que veo diariamente en psicoterapia, con o sin sus Seguir leyendo…

Las niñas y niños de hoy, adultos del mañana

niño con padres

Hoy, veinte de noviembre, se celebra el día mundial de la infancia.¡ Qué bien queda escrito en multitud de documentos oficiales, y qué lejano se advierte en la práctica cuando uno escucha en su día  adía la situación de muchos menores en familias con recursos económicos y en las que no los tienen.

Ayer, sin ir mas lejos, una madre recién separada señalaba en la consulta, que no quería que el padre de la niña pudiese verle, porque sentía mucha rabia por el daño que su ex pareja le había hecho al quererse separar cuando ella barajaba la opción de poder continuar la relación, y recibir terapia de pareja.

Es curioso, a esta pareja que les había visto en algunas ocasiones previas, y les pude acompañar en la decisión de su ruptura, señalaban, hacía unas semanas, que su principal objetivo es que su hija estuviese lo mejor posible, porque es lo que más les importa a ambos.

Eso, tan simple y claro, es un derecho del niño; poder disponer de su padre y de su madre sin que uno de ellos se lo impida. Sin embargo, esto continuamente se ve vulnerado en las rupturas de pareja; de todas las clases sociales y circunstancias económicas. padres Seguir leyendo…

Correr como una niña es correr

correr como niñas

Hace unas semanas me hablaron de un vídeo donde se pedía a los y las participantes, muchas de ellas mujeres adultas, que corrieran, lanzaran y lucharan como niñas.

La mayoría de los participantes, todos occidentales, corrieron de forma cursi, teatral y pasiva, lanzaron de forma débil y ridícula, y para luchar subían el brazo de forma desganada, dejándolo caer. Pareciese que todas esas actividades una niña no se las tomase, o no se las pudiese tomar en serio.

Es así como lo hacen las niñas? Rotundamente no. Las niñas corren, se defienden, juegan y lanzan con fuerza y determinación. ¿Desde cuándo y por qué el ser niña es utilizado como un insulto?

Hombres y mujeres, jóvenes, occidentales, y de cualquier clase económica siguen reforzando de forma automática estereotipos de género que se han dado en la sociedad, que no dejan de ser falsos, que nos han perjudicado y nos afectan negativamente a todos: “Tiras como una niña”, “peleas como una niña” es utilizado todavía en nuestros días como un ataque…penosa, vergonzosa, perjudicial y ambivalente forma de estimular y motivar.
Las niñas y niños juegan, corren, lanzan y luchan en su día a día. Ver cualquier patio de colegio no hace más que mostrarlo. Es a Seguir leyendo…

DI-capacitados: ver la capacidad en la esquizofrenia

Con ocasión de la semana de la salud mental, y de la celebración el pasado día 10 de octubre del Día Mundial de la Salud Mental asociaciones de pacientes de varios lugares de España y profesionales sanitarios han puesto en marcha Di_capacitados, una iniciativa que recoge, a través de vídeo-documentales, el testimonio de personas que viven con esquizofrenia y que han alcanzado una vida normalizada. Cuando hablo de este término me refiero sobre todo a poder tener trabajo y valerse por sí mismo/a, ser independiente, encargarse de su propia salud, tener pareja y familia, en definitiva vivir como cualquier otra persona que pueda padecer una enfermedad, pero que no es esclavo de ella.

En España, se estima que un millón de personas tienen problemas de salud mental grave. De ellas, 400.000 están diagnosticadas de esquizofrenia. Según la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes) sólo el 14 % de los pacientes con esquizofrenia consigue integrarse en el mundo laboral, y sin embargo ésto es básico para, no sólo conseguir una mayor integración social, económica y laboral, sino una mejora y evolución de cara a la enfermedad. Por desgracia todavía existen en la sociedad múltiples prejuicios, imágenes distorsionadas y estigmas respecto a la esquizofrenia que Seguir leyendo…

Papá/mamá: deja el móvil y hazme caso

incomunicacion-celular

Estas palabras las dijo hace unos días una niña de nueve años a su padre en la consulta.

Por poner en antecedentes hace cuatro meses que sus progenitores se han separado y lo llevan como pueden, porque, como siempre he dicho, aunque una ruptura es a menudo la mejor opción, y posteriormente pueda verse como aliviante, en el momento resulta estresante y desgastante emocionalmente.

Así que esta niña, cuyos padres no viven juntos ya, me relataba que ahora en verano se aburre mucho porque cuando está con su padre o su madre a solas frecuentemente le ponen la tele y ellos mientras se “enchufan” al móvil. Señalaba que cuando están en la piscina, hay más gente y ella juega con sus amigas, por lo que puede entender que los adultos se entretengan con sus cosas, pero si estaban con ella a solas….Además comentaba que luego sus progenitores tras un rato de estar chateando cambiaban de estado de animo a más tristes, enfadados o impacientes, lo que a ella le angustiaba al no saber qué sucedía.

Es curioso que luego nos sorprenda que los niños quieran teléfono móvil con siete años, o que demanden estar interactuando con una maquina durante horas, aspecto que no les Seguir leyendo…