INTERMINABLE VUELTA DE VACACIONES

Barcos

La vuelta de vacaciones es un periodo de más importancia del que pensamos; por un lado es ese momento en el que todos nuestros proyectos vuelven a tener sentido; formarme más, hacer más deporte, cuidar más la alimentación, rehacer el currículum, pasar más tiempo en pareja, ver más a los amigos….los proyectos pueden ser interminables pero la realidad es que los tiempos y las obligaciones no lo son y las limitaciones empiezan a surgir ponto.

No hay que perder de vista que cuando regresamos de las vacaciones estamos con una mente generalmente limpia, oxigenada tras un periodo en el que hemos podido desconectar de distintas obligaciones; todo eso conlleva que los proyectos que tenemos hayan sido generados en un momento de tranquilidad, de limpieza, de bienestar así que hay que intentar ser lo más realistas posibles para poder llevarlos a la práctica.

Si nada más volver de vacaciones ya me cargo de actividades; deporte, familia, amistades, intereses culturales, etc. todo aquello que iba a suponer una actividad placentera se suma a las obligaciones cotidianas y acaban volviéndose una carga. Todo esto puede desencadenar estrés y ansiedad; ansiedad por ver que no se llega a hacer todo lo que me había propuesto con un Seguir leyendo…

MIS HIJOS EN VACACIONES,¿ ANGELES O DEMONIOS?

Ya en el anterior artículo se explicaba las consecuencias de unas malas relaciones familiares que se intensifican en el verano; más tiempo, más convivencia son los ingredientes para poder generar momentos de cierta tensión.

Los niños acaban sus vacaciones y están deseando disfrutar. Necesitan estimulación pero no una continua sobreestimulación como pasa muchas veces. Cuántas veces vemos como los niños están en campamentos de inglés, de apoyo escolar, de deporte..pero si no paran…No olvidemos que el verano es un tiempo sobre todo de juego y de actividad pero no de sobresaturar. Tener al hijo en casa aburrido es desgastante para el chaval, que va a buscar la manera de entretenerse y muchas veces no encuentra el mejor camino. Para los padres también ya que pueden acabar deseando que empiece el colegio de nuevo. Cuánto nos ayudan los pueblos, los abuelos y las casas de la playa de la familia. Realmente el niño está mucho mejor en cualquiera de esos sitios acompañado, si es posible también con personas de su edad, que en la gran ciudad pegado a un ordenador.

Como es un periodo en el que uno tiene más tiempo se pueden profundizar en ciertas cosas que nos parece importante retocar; puede ser Seguir leyendo…

VACACIONES, ¿PLACER O TEMOR?

El tiempo de vacaciones es un periodo que en un principio es para descansar, relajarse, disfrutar con los seres queridos y pasarlo bien; ¿por qué en situaciones se puede convertir en un infierno?

Caños de meca

 Del veraneo estupendo al veraneo infernal lo puede separar una línea estrecha. En las vacaciones compartimos todo aquel tiempo (o casi todo) que no solemos hacer el resto del año y los vacíos que muchas veces existen en las relaciones se intensifican con toda su intensidad.El trabajo, el colegio, las actividades extras que nos ponemos y nos “imponemos” (gimnasio, clases, amigos…) favorecen que el tiempo que compartamos el resto del año sea más bien escaso y que las diferencias, o problemas, muchas veces se pasen por alto para evitar encontronazos. El tiempo de vacaciones permite muchos momentos de estar con el otro; de hablar, de no hablar, de elegir, de proponer y de compartir, por lo tanto la forma de gestionar los tiempos, las elecciones, las propuestas es clave para poder asegurarse unas vacaciones placenteras.

Relaciones pobres, malas o inexistentes van a multiplicarse en las vacaciones; relaciones de confianza, comunicación, entendimiento y aceptación permitirán un disfrute de los tiempos. Si valoramos que las vacaciones se vuelven un infierno quizás es Seguir leyendo…