Disciplina, si quieres algo, esa es la manera de conseguirlo

disciplinaDisciplina, si quieres algo, comprométete

La disciplina se aprende. Desde muy pequeños nos enseñan o no a tener disciplina. Ves a niños acudiendo a natación, a música, a gimnasia, a aprender un idioma y eso en ellos se puede generar un aprendizaje de esfuerzo, de voluntad de querer lograr algo y conseguirlo
De la sociedad de hace años donde la disciplina era entendida y a veces rozaba el autoritarismo y hasta la violencia, hemos llegado a un tiempo donde frecuentemente la disciplina ha sido arrinconada y vista como algo negativo u odiado; hay tanto donde elegir que no nos centramos.
Confundir disciplina con castigo o maltrato es una equivocación. Es cierto que si pensamos en la disciplina en los colegios de hace años nos vienen imágenes de profesores dando con una vara a los niños, o manteniéndolos de rodillas durante horas. La disciplina de hace años en los hogares suponía a chavales estudiando continuamente, responsabilizándose de tareas domésticas o ayudando a sus padres, etc. Ahora frecuentemente es todo lo contrario; chavales que no hacen sus tareas, que no ayudan en casa y ,que se pasan horas  con la consola
Pero la disciplina en su justa medida no es negativa, sino todo lo contrario. Cuando hablamos de justa medida Seguir leyendo…

POSTERGAR, CUANDO LA EVITACIÓN ES UNA NECESIDAD

postergar¿Pospones continuamente las cosas que tienes que hacer?, ¿Acaba vulgarmente pillándote el toro?, ¿Eres de esos o esas que habiendo tenido tiempo más que suficiente para preparar una investigación, una presentación, una exposición, un trabajo, un examen, etc al final lo deja para el último momento y va con la lengua fuera? Entonces podíamos decir que tienes cierta adicción a posponer lo que requiere una respuesta inmediata.

Un chico que acude actualmente a consulta se queja de lo poco productivos que resultan sus días ya que se pone a ver series de televisión en vez de acabar su proyecto de fin de carrera. Una mujer, ya en sus cincuentas señalaba la semana pasada que todavía no ha hablado con su marido de cómo se van a separar cuando llevan durmiendo en habitaciones separadas varios meses y su relación está muy deteriorada.

Postergar está muy presente en la vida de multitud de personas sin por ello implicar una gratificación enorme, pero sí que consigue evitar una insatisfacción o malestar inmediata frente a una pequeña satisfacción que puede tenerse a corto plazo. En los casos anteriores por ejemplo, el chico al postergar su proyecto de fin de carrera evita enfrentar una nueva etapa vital que le atemoriza Seguir leyendo…

Diferencia entre estrés y ansiedad

Diferencia entre estrés y ansiedad, nociones principales de cada una

La diferediferencia entre estrés y ansiedadncia entre estrés y ansiedad normalmente no es fácil de distinguir por muchas personas. Frecuentemente gran parte de la población las entremezcla, señalando que está estresada y otras personas hablan de tener ansiedad.
La mayor diferencia entre estrés y ansiedad es el modo en el que comienza y a lo que responde, es decir si hay un justificante real para vivir esa emoción, o es una repuesta a una construcción mental que puede llegar a convertirse en un trastorno.

Hace unas semanas un paciente de casi sesenta años me relataba una situación estresante, como era un cambio de puesto de trabajo a otra provincias sin su familia. El hecho en sí implicaba algo nuevo, desconocido, y donde se iba a evaluar su trabajo. Lo que ocurría es que esta situación se había sumado a un periodo en el que se había sentido muy presionado por sí mismo y con un alto grado de exigencia laboral. Se encontraba con mucha ansiedad, habiendo tenido en varias ocasiones crisis, bloqueo y un gran sentimiento de vulnerabilidad sin saber qué hacer, por eso recurrió a solicitar ayuda psicológica, porque sentía que la situación se le iba de las manos Seguir leyendo…

Violencia contra las mujeres, detalles sutiles

La violencia contra las mujeres

violencia contra las mujeres

La violencia contra las mujeres no radica exclusivamente en golpes físicos, moratones, fracturas, insultos o muertes. Muchas veces creemos erróneamente que violencia contra las mujeres son los casos que salen en el telediario, las estadísticas de mujeres fallecidas a manos de sus parejas, etc.

La violencia  contra las mujeres es frecuentemente mucho más sutil. Se basa en ver y considerar de forma frecuentemente no consciente, sino interiorizada por una sociedad patriarcal, a la mujer como un objeto como una propiedad, sin personalidad o poder de decisión y elección. Una herramienta que implica satisfacción para la persona que lo usa; sea para el deseo, el narcisismo, la seguridad, la compañía,etc, por lo tanto es vista como que no tiene, o no debe tener, deseo o carácter propio.

Este próximo 7 de noviembre se va a celebrar una manifestación que denuncia la violencia contra las mujeres y donde todas las personas que acudan podrán abiertamente manifestar su rechazo a la misma y su compromiso por visibilizarla y que no quede como una cuestión de las mujeres, sino como un problema social que afecta a personas de todas las edades, culturas, nivel económico, etc. Pero no es suficiente, es en nuestro día a día Seguir leyendo…

Del revés (Inside out), Pixar da sentido a diferentes emociones

 

Del revés, cuando Pixar da sentido a diferentes emociones

del revés

Hace unos días fuimos a ver Del revés, la nueva aventura en la que los estudios Pixar se embarcaron con una idea que les empezó a rondar hace más de cinco años. En ella tratan de mostrar las diferentes emociones que se tienen y cómo éstas afectan en cada respuesta o actuación que vamos dando.

Pete Docter, su director, señaló que se inspiró en su hija de once años para desarrollar la película. Notó en ella cambios en la preadolescencia, cuando de ser una niña alegre y abierta se fue volviendo reservada y huraña, lo que le acabó conectando con su propia niñez, sus frustraciones desde la parte más adulta y su «yo»más emocional.

Del revés se desarrolla en la mente de una niña de doce años teniendo como protagonistas a algunas de las principales emociones que gobiernan su carácter: alegría, tristeza, miedo, ira y asco. Es cierto que hay muchísimas más emociones que las que figuran en Del revés, de hecho tuvieron que decantarse por solo cinco ya que les llegaban a salir hasta treinta; demasiados protagonistas para una sola película, pero la realidad es que los espectadores nos sentimos reflejados en las respuestas emocionales que Seguir leyendo…

Odio ser adolescente

adolescente1Odio ser adolescente

 El otro día Ana, adolescente de catorce años, estudiante con malos resultados académicos me comentaba en psicoterapia que no se soportaba a ella misma en numerosas ocasiones, que eso le generaba rabia hacia sí y culpa por lo que desencadenaba en la familia.

«Yo intento callarme cosas para no defraudarles, pero derrepente me sale mucha rabia por cualquier cosa que he acumulado durante el día y lo pago con ellos. A veces mi madre se ha puesto a llorar y me he sentido fatal, y entonces mi padre se enfada más conmigo y el problema se hace más grande. Mi madre además creo que pretende que le cuente todo de mi vida y yo no quiero….»

Sus padres solicitaron apoyo psicológico hace apenas un mes ya que la convivencia en casa, según relataban, se había vuelto insoportable; gritos, discusiones, desconfianza, enfados, en definitiva un gran distanciamiento al que no estaban ni querían acostumbrarse, acusando de ello a su hija adolescente.
«A mis padres no les paso ni una, lo reconozco, es como si estuviese a la defensiva todo el día con ellos porque siento que me quieren controlar como cuando era pequeña, y sin embargo con mis amigas me callo lo que Seguir leyendo…

No tengo autocontrol y exploto de ira

autocontrol

Hay muchas personas que he atendido en la consulta sin autocontrol y cuyo motivo principal a la hora de solicitar ayuda psicoterapeutica era por su sensación de que a veces explotaban sin razón o de forma desproporcionada, lo que les había generado problemas y rupturas de pareja, conflictos familiares, dificultades laborales o con las amistades, etc.
Recuerdo una chica de treinta años que comentaba que en cada pequeño conflicto con su pareja ella acababa perdiendo los nervios: “No sé qué me pasa pero es que exploto y digo cualquier cosa….Es como si tuviese una ametralladora dentro que cuando sale empiezo a disparar sin control, y es que me acabo sintiendo fatal luego y culpable…sobre todo me molesta tener esa sensación de que no soy capaz de controlar mi enfado y de arrasar con todo, de no tener ningún autocontrol sobre lo que me sucede”.
Así que en su caso, aunque a veces pudiese tener motivos reales y objetivos para molestarse acababa perdiendo legitimidad o razón por la forma en que lo expresaba (explosiones de ira, gritos, amenazas, insultos, portazos, llantos descontrolados, etc).

El autocontrol

Las personas frecuentemente confundimos el querer controlar lo que sentimos con lo que hacemos con dicha emoción.
Respecto a lo primero es importante Seguir leyendo…