COSAS DE MUJERES

 

Hoy 8 de marzo no es un día cualquiera y no es cosa sólo de mujeres. Este post va dedicado a los que pensamos que el Día de la Mujer NO es una cosa exclusivamente de las mujeres.

Tras casi veinte años trabajando como profesional, y yo misma como mujer, sigo apreciando cómo se nos «carga» con esas fantásticas cosas de mujeres y cómo nosotras acabamos viéndonos atrapadas en una cárcel que conlleva un deterioro en nuestra salud física y sobre todo psíquica.

Es a las mujeres a las que se les persigue socialmente y judicialmente si los hijos no van bien aseados, faltan al colegio o no están bien cuidados. La mirada hacia la mujer es mucho más despiadada y crítica que hacia los hombres. Muchos hombres de hecho delegan esas responsabilidades cómodamente considerando que eso no va con ellos.

Es a las mujeres a las que se nos otorga el cuidado de la familia, de estar pendiente de los abuelos y de las personas enfermas. Hijas, madres, hermanas son las que se hacen cargo del cuidado de personas dependientes con ausencia de ayudas de la administración.

Son cosas de mujeres el renunciar al trabajo por el que te preparaste y formaste porque es imposible Seguir leyendo…

Informe Familia

Hace unos meses se publicó el Informe de Familia elaborado por el Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia de Comillas.

El Informe de Familia refleja varios aspectos que es importante resaltar, pero una conclusión importante es la todavía ausencia del padre en la crianza y en la vida de los hijos.

Todavía, y creo que por bastante tiempo, la familia va a seguir siendo responsabilidad, trabajo y carga de las mujeres. Ésto lo digo con profundo conocimiento. Lo primero por la propia vida y lo que una vive y observa, por otro lado por mi experiencia profesional, son las mujeres las que en la mayor parte de las ocasiones piden ayuda psicológica para alguno de sus hijos, y sin embargo son los hombres los que más dificultades ponen para asistir a la sesiones familiares…cambia a mi hijo, pero yo no me voy a implicar en el cambio…

Ni que hablar del estado personal de la mayoría de las mujeres, madres que acuden a psicoterapia. Sobreexigidas, culpabilizadas, con una profunda sensación de no llegar y un nivel de ansiedad y depresión muy alto.

Volviendo al informe de familia, para nueve de casa diez personas no existe un referente en la sociedad que pueda ser Seguir leyendo…

Estabilidad familiar, imprescindible a pesar de los cambios

La estabilidad a nivel de familia es necesaria, pero no siempre puede darse, de hecho frecuentemente es difícil mantenerla. La vida en familia es intensa, es cambiante, es viva evolucionando en cada momento, sucediendo diversidad de aspectos inesperados y la estabilidad muchas veces no acompaña.
Pero, ¿qué entendemos por estabilidad y por qué es tan necesaria? La estabilidad a nivel familiar no es que las situaciones no cambien,  sino que a pesar de que se puedan generar cambios la familia no se vea arrasada por éstos.
Una mujer que acude a psicoterapia me contaba hace varias semanas que los grandes cambios en la relación de pareja y el deterioro en la misma se produjeron cuando ella y su marido se quedaron sin trabajo. A nivel objetivo la situación familiar ante este hecho se ve afectada ya que la situación económica varía, normalmente a peor, las dos personas pasan a tener más tiempo libre, las preocupaciones se acumulan ya que el proyecto familia se ve alterado, ya hay aspectos programados que se van a tener que dejar de lado, alrededor hay múltiples familiares y demás que comienzan a opinar y juzgar sobre qué hacer y cómo llevarlo a cabo, etc.
En el caso de la mujer Seguir leyendo…

La sexualidad en la adolescencia

Hablar de la sexualidad en la adolescencia genera en los adultos preocupación, temor y hasta pánico. Muchas madres y padres tratan de evitar, retrasar o ni siquiera plantear las nuevas necesidades que sus hijos o hijas tienen.

Padres y madres pasamos de tener hijos que nos abrazan, que llevan lazos e colores o ven dibujos animados a encontrarnos con que están empezando a experimentar con su sexualidad. El bloqueo y el shock está servido.

La adolescencia es ese periodo comprendido entre la infancia y la adultez donde nos encontramos con una o la etapa más complicada de la persona. Siempre lo digo en la consulta cuando atiendo a un adolescente;» este periodo es muy difícil y a veces se pasa muy mal, lo que vives no eres el único».
Si antes comprendía un periodo muy limitado, la adolescencia actual se prolonga durante años aplazando decisiones y responsabilidades adultas que tiempo atrás eran normales (formar una familia mucho, trabajar, ayudar en la casa, viajar, etc). Ahora nos encontramos adolescencias que duran más de diez años, lo cual dista mucho de tiempo atrás.
En la adolescencia se da esa necesidad de separarse del periodo anterior, de diferenciarse de la familia y de una búsqueda constante de modelos externos diferentes que favorezcan Seguir leyendo…

Sin miedo a la tristeza

Sin miedo a la tristeza

tristeza4

«No puedes estar con tristeza»,  «No te permitimos llorar». «Tienes que estar alegre y con pensamientos positivos». Esto es un resumen de lo que hace unos días me contaba una mujer que se había separado recientemente. A su alrededor prácticamente todo el mundo le presionaba para que viese lo bueno que tenía, para que no sufriese, que hiciese muchas actividades y que se dejase de sentimientos de tristeza. Así que ella ya no sólo acababa sintiéndose mal por la separación de su pareja, sino también por sentir tristeza. Doble presión que acababa sufriendo.

Como ese ejemplo muchos; un hombre que tienen ingresado a su padre a punto de morir, una mujer que le han diagnosticado de cáncer, una pérdida de empleo de un trabajador de mediana edad, o incluso una vuelta de las vacaciones. Son situaciones que generan y tienen que generar tristeza porque estamos perdiendo algo valioso para nosotros, aunque por supuesto no con la misma gravedad, y eso duele.

Es entonces donde puede aparecer la tristeza como una respuesta adaptativa, aunque por desgracia muchas veces se considera que es una emoción negativa, simplemente desde la perspectiva de que cuando uno está triste lo pasa mal. 

Eso es una equivocación. No hay emociones negativas ya que todas responden a una forma de readaptarnos a Seguir leyendo…

Enviudar, retos para uno de los momentos vitales más duros

 enviudar

Enviudar, retos para uno de los momentos vitales más duros

Enviudar es uno de los momentos más duros en la vida por los que puede atravesar una persona. Parejas que llevan una trayectoria vital juntas, donde han podido compartir gustos, intereses, rutinas, perspectivas de vida, hijos, amistades, etc derrepente se encuentran que les falta esa otra parte que les complementaba, ese compañero o compañera de camino con el que han podido realizar numerosas actividades cotidianas.

Por ello enviudar no es solo perder a la persona que se amaba o con la que hemos podido compartir parte de nuestra vida, es también perder parte de nosotros. Cuando la pareja muere, también hay una parte nuestra que se va con ella, que nos puede dejar de alguna forma inmersos en el desconcierto o bastante perdidos sobre la dirección que tomar. Con la pareja se han construido durante horas, días, semanas, meses y años rutinas, hábitos, horarios, actividades, costumbres que cuando el otro se va se quedan «cojas»  y que poco a poco tendrán que volver a ser instauradas o transformadas por unas nuevas.

Por tanto al enviudar hay aspectos que uno siente que se desvanecen y que no solo son emocionales o vitales sino también cotidianos; desde el desayuno, Seguir leyendo…

Las madres que dejan de trabajar y la necesidad de su reconocimiento

las madres que dejan de trabajar

Hay muchas madres que dejan de trabajar al tener hijos. Cada año miles de mujeres abandonan su puesto de trabajo para ocuparse de la crianza de éstos. Estadísticamente no sabemos cuántas son, pero sí muchas. Nosotros podemos hablar de lo que vivimos y tratamos en la consulta y lo que vemos y sentimos fuera de ésta.

Ahora que el día de la madre se acerca, creemos que es de especial relevancia traer y homenajear a esas madres que dejan de trabajar ante una sociedad que las exige una serie de aspectos ambivalentes e incoherentes como es el que por un lado la mujer aporte hijos a la sociedad para favorecer la renovación generacional, y por otro que no se le facilite el acceso al mercado laboral, que no tenga buenas condiciones para compatibilizar la maternidad, o que tras un tiempo de estar trabajando en el cuidado de los hijos se vaya a reincorporar al mercado de trabajo y tenga serias dificultades para lograrlo.

«Dejé de trabajar con mi primer hijo hace cuatro años porque mi jornada laboral era bastante larga y no queríamos dejar la crianza de mis hijos a otra persona. Fue una decisión tomada entre mi pareja y yo. Miramos los números y Seguir leyendo…

Me siento culpable como madre

forges_mujer

Hace unos días con unas compañeras de trabajo teníamos la discusión del tiempo que estaban con sus hijos. Entre ellas había psicólogas, trabajadoras sociales y educadoras. Las que eran madres señalaban que se sentían muy culpables por no estar con sus hijos y darles lo que necesitan, al estar ellas trabajando y llegar tarde a casa.

En este caso eran profesionales de la materia las que hablaban y las que se acababan sintiendo así, por llegar a las 19 horas de trabajar dos días a la semana.

Pero ayer en consulta una madre de 40 años me relataba que su hijo le da mucha pena porque ella se ha separado de su marido hace cinco años, que ella trabaja pero pasa las tardes con él, y que ha iniciado una nueva relación de pareja con la que se está planteando ir a vivir.

En palabras suyas: » Siento que a mi hijo le quito mucho tiempo que tendría que estar con él; mi madre pasaba el tiempo dedicada a mí y a mis hermanas y yo no hago lo mismo..Pienso que al tener una nueva relación de pareja es tiempo que le robo a mi hijo, en definitiva, que me siento una mala madre, Seguir leyendo…

Por qué te afectan los recortes en servicios sociales

Hace diez días salía una noticia  en El País que denunciaba lo siguiente: “La cifra de menores en situación de riesgo de exclusión o maltrato atendidos por el Ayuntamiento de Madrid se ha disparado un 24% en dos años. Sin embargo, y pese a que eso es indicativo de que pueden ser muchos más los que necesiten de apoyo, los servicios sociales municipales se han recortado en presupuesto y personal.”

Los centros que se encargan de dar estos servicios son los Centros de Atención a la Infancia que son financiados por el Ayuntamiento de Madrid y que en 2011, atendieron a 5.910 familias y 10.893 menores, en 2012, a 6.915 familias y 12.879 menores y en 2013, a 7.241 familias y 13.474 menores. Es decir, en dos años se incrementó la cifra de menores un 24%, y sin embargo este año 2014 han recortado un 10% de su presupuesto.

¿Por qué me parece importante escribir un post sobre este hecho? Podría parecer que lo que me mueve en un principio es que trabajo ahí. Por supuesto que eso no lo dejo de lado, también podría ser porque a mi alrededor y junto a mí, trabaja un “equipazo” de trabajadoras sociales, educadoras y psicólogas Seguir leyendo…

APRENDER A PLANIFICARME

Aprender a planificarme no es cosa fácil

Comienza un nuevo año y los propósitos y objetivos invaden las agendas; Muchas personas se plantean mejorar de trabajo, hacer más ejercicio, adelgazar, tener una mejor relación de pareja, dormir más, estudiar más profundamente, etc, etc, y a menudo pocas lo llevan a su término, y eso es, frecuentemente, por una mala planificación que genera que la persona acabe frustrándose y tirando la toalla.

La vida no se puede planificar porque es imposible controlar todo lo que nos sucede, pero marcarse objetivos implica también avanzar, superarse y no resignarse a que nuestro destino es fruto de una naturaleza misteriosa ajena a nosotros. Siempre hay algo que nosotros podremos hacer, y de hecho eso es lo que nos hace diferentes a unas personas de otras ante la misma situación; unas responden de una manera y otras de forma muy distinta afrontado un mismo hecho.

Una de las cuestiones que más frustra es no lograr lo que deseamos, pero la principal dificultad es que a menudo nuestras metas son o bien poco realistas, o bien muy abstractas y generales, lo que conlleva que llevarlas a la práctica sea más difícil por su inespecificidad.

Planificar las cosas supone también tener en cuenta Seguir leyendo…