Respuestas ante una agresión sexual

Las respuestas ante una agresión sexual no son únicas o standard, pudiendo ser muy dispares. Esto lo señalo y creo que es fundamental porque solo expertos en estos temas pueden realizar informes periciales con respecto a este tema.

En estas semanas los profesionales que trabajamos con personas que han sufrido traumas por sufrir una agresión sexual nos quedamos estupefactos ante la cantidad de aspectos que se señalan desde la mas completa ignorancia en ámbitos como el jurídico o el periodístico. Me pregunto cuánta gente que habla de consentimiento por parte de la victima en el juicio de la manada ha vivido de cerca una agresión sexual.

Llevo atendiendo durante dos decadas a mujeres de diferentes edades que han sufrido agresiones sexuales en diferentes etapas de su vida, también a hombres, por cierto. Personas que involuntariamente en un momento de su vida se han visto forzadas y agredidas sexualmente, donde no hay una relación sexual de dos personas consentida, sino una imposición y agresión.

Aunque no me voy a meter en las consecuencias devastadoras personales, psicológicas, físicas, familiares  de una agresión sexual quiero resaltar que son de los actos mas dañinos para la identidad que hay, de hecho en las guerras se ha recurrido a la Seguir leyendo…

ES TIEMPO DE DESEOS

Valmayor  

Desear es gratis, nadie nos lo puede imponer ni tampoco quitar. Es la fuente que que nos motiva para hacer cosas, avanzar, buscar, cambiar y pensar en cómo queremos que sea nuestra vida. Sigamos deseando, y no caigamos en la queja, la apatía, abulia o el mero bloqueo.

Desear nos hace permanecer vivos y estar atentos a lo que nuestra vida puede ser y queremos que sea. Es mantener la chispa de la motivación, del cambio, de la vida sin “tapar” lo que nuestra realidad nos trae sin a menudo comprenderlo o buscarlo.

Para estos días, y para la llegada del año que se presenta van estas palabras de Eclesiestés. Pensemos y vivamos el tiempo que nos toca, sin dejar de desear lo que otro tiempo traerá.

 Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol:

Un tiempo para nacer y un tiempo para morir, 
un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado;
 
un tiempo para matar y un tiempo para curar,
 
un tiempo para demoler y un tiempo para edificar;
 
un tiempo para llorar y un tiempo para reír,
 
un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar;                                            

un tiempo para arrojar piedras y un tiempo para recogerlas, 
un tiempo para abrazarse y un Seguir leyendo…