Aquí y ahora, sin huir de nuestra conciencia

aqui-y-ahoraAquí y ahora desde la psicoterapia

Aquí y ahora tendría que ser gran parte de nuestro estado vital, de nuestra forma de posicionarnos ante la vida y de un estado mental permanente que por supuesto revertiría en el plano psicológico.

Aquí y ahora puede ser la mera conjugación de dos palabras que aparentemente no tienen nada que ver. Una representa la situación en la que la persona se encuentra que es ésta, y no otra. El ahora muestra el momento específico en el que vive. 

Estar en el aquí y ahora puede parecer algo sencillo, pero nada más lejos de la realidad. Hay en culturas y sociedades donde desde la más tierna infancia se fomenta el vivir el momento, saborearlo, también porque en muchas de ellas las personas viven en un nivel de incertidumbre tal que no saben lo que les deparará el día siguiente, pero la presión externa e interna es entonces baja.
Aquí y ahora es centrarte en este momento y en este lugar, es vivir el presente sin adelantarse o retrasarse a otro momento que o bien todavía no ha venido, o bien ya pasó.
Solemos escapar, sin darnos cuenta del aquí y ahora, también hemos sido educados para eso. Vivimos en una cultura que huye del aquí y ahora Seguir leyendo…

Papá/mamá: deja el móvil y hazme caso

incomunicacion-celular

Estas palabras las dijo hace unos días una niña de nueve años a su padre en la consulta.

Por poner en antecedentes hace cuatro meses que sus progenitores se han separado y lo llevan como pueden, porque, como siempre he dicho, aunque una ruptura es a menudo la mejor opción, y posteriormente pueda verse como aliviante, en el momento resulta estresante y desgastante emocionalmente.

Así que esta niña, cuyos padres no viven juntos ya, me relataba que ahora en verano se aburre mucho porque cuando está con su padre o su madre a solas frecuentemente le ponen la tele y ellos mientras se «enchufan» al móvil. Señalaba que cuando están en la piscina, hay más gente y ella juega con sus amigas, por lo que puede entender que los adultos se entretengan con sus cosas, pero si estaban con ella a solas….Además comentaba que luego sus progenitores tras un rato de estar chateando cambiaban de estado de animo a más tristes, enfadados o impacientes, lo que a ella le angustiaba al no saber qué sucedía.

Es curioso que luego nos sorprenda que los niños quieran teléfono móvil con siete años, o que demanden estar interactuando con una maquina durante horas, aspecto que no les Seguir leyendo…

¿Qué hacer en vacaciones?

vacaciones-

Hace pocos días una amiga me comentaba que tenía vacaciones el 1 de agosto y que estaba agobiada porque no tenía nada planificado. Yo me preguntaba si es necesario tenerlo organizado de antemano cuando precisamente vivimos bajo la presión de los horarios durante el invierno y queriendo tener bajo control toda nuestra vida, curiosa ironía de lo que vivir implica.

Las vacaciones es un tiempo donde parece que todo se ralentiza. Muchos pacientes también toman sus vacaciones devolviéndote que aunque tú seas un apoyo no eres imprescindible para que su vida siga adelante, lo que es muy saludable y necesario para una buena terapia psicológica.

Hay personas que se van en pareja de viaje. Esto es un reto para aquellos que pasan poco tiempo juntos ya que a menudo la rutina tapa vacíos de comunicación y de disfrute en la pareja. En vacaciones se suelen pasar muchas horas con la pareja, y es habitual que puedan generarse fricciones. Ahí lo más recomendable puede ser el facilitar que las cosas fluyan de forma mutua, que ambos favorezcan un clima donde opinen de forma diferenciada pero tratando de no discutir por cosas pequeñas o superfluas.

Una paciente que rompió hace unos meses con su pareja después Seguir leyendo…

¿CÓMO AFECTA LA CRISIS A NUESTRAS RELACIONES PERSONALES?

Crisis económica, no sólo afecta a la economía

crisis y relac personales

Este post me gustaría que fuese en cierta forma elaborado de forma conjunta por mí y por los lectores y seguidores de UN TERAPEUTA FIEL; es decir, que haya una parte introductoria, y que la siguiente sea completada con vuestras aportaciones como respuesta a la pregunta que se hace al final.

¿Cómo afecta la crisis a nuestras relaciones personales? Pregunta que hace unas horas me realizaba una de mis mejores amigas señalando; «Estamos a la que salta…..complicamos lo que nos ocurre y no nos entendemos»
Y aquí va mi respuesta. Vivimos un contexto de crisis. Crisis es cambio pero no deja de ser incertidumbre. Si en sociedades determinadas están acostumbrados a vivir con esas dudas como parte de la vida diaria «Hoy se que tengo agua para beber pero no se si mañana tendré», «Estoy en este trabajo pero no sé cuánto me durará», en las sociedades económicamente desarrolladas se ha tendido a lograr todo lo contrario, es decir a buscar seguridad y control.
¿Y que sucede cuando no se tiene, y cuando ese castillo de naipes en el que vivíamos antes se cae? Que es fácil que se genere miedo, y que sentimientos como la ansiedad y la angustia Seguir leyendo…

LA RED Y LA PRIVACIDAD

         

La red, sin duda, nos ha hecho la vida más fácil. Vivimos en sociedades hiperconectadas y podemos vender, intercambiar, comprar en cuestión de minutos y en tiempo real. Nos permite estar informados y actualizados continuamente las 24 horas al día, a una velocidad que ni siquiera podemos digerir porque está en continua producción y actualización.

Una de sus grandes posibilidades es que podemos establecer sistemas de apoyo y cooperación a escala global en cuestión de horas y acercarnos a personajes públicos que antes se veían inalcanzables, y hasta les hacemos rectificar ante sus equivocaciones, porque la red te ama o te arrasa con una velocidad vertiginosa.

La red tiene poder, pero los datos que ponemos en ella tienen un valor para cada persona que las emite y para el que las puede recibir según las inquietudes o motivaciones que se tengan; que pueden ser muy honestas o por el contrario altamente fraudulentas, corruptas o dañinas.

Aunque en otro artículo hablaré del «enganche a la red desde un punto de vista psicológico» (el estar dentro, el permanecer conectados, sentirse parte de, integrado, valioso, ganador) sí que me gustaría destacar varios puntos respecto a red y las relaciones privadas o íntimas que se construyen; no como alarma, en absoluto, pero sí como Seguir leyendo…

LA INCLUSIÓN COMO APRENDIZAJE

A menudo nos da miedo lo diferente, lo que no se ajusta a nuestra realidad. Nos asusta vernos distintos y sobre todo sentirnos desiguales. En lo desemejante no vemos las posibilidades de enriquecimiento sino lo catalogamos como «malo», «perjudicial», nos da miedo; lo excluimos y a menudo discriminamos.

En el siguiente vídeo: «SUPER ANTONIO» que está arrasando en las redes sociales se muestra una faceta en la que los niños saben apreciar esas diferencias y valorarlas. Antonio tiene cinco años y sufre una parálisis cerebral desde su nacimiento, enfermedad, que le obliga a ir al colegio en una silla de ruedas. Fue un niño prematuro que nació con 27 semanas y pesaba 1´200 kg. Sufrió una hemorragia cerebral que le afectó la parte motora. Ha estado metido desde muy pequeño en psicólogos, logopedas, fisioterapias a diario. Muchas obligaciones forzosas para un niño de cinco años que día a día se supera. Desde pequeño sus padres le quisieron meter en guarderías y centros como otro niño/a más.

¿Qué es un centro integrado?, ¿Qué es la inclusión positiva? Lo que veis en el vídeo; un niño que va a clase y se integra con sus compañeros sin ser rechazado o marginado. Antonio no quiere irse del colegio Seguir leyendo…

«TE QUIERO», SIN MIEDO A EXPRESARLO

«TE QUIERO», la necesidad de decirlo

Hace unos meses leí un artículo de Paulo Coehlo en el que relataba una noticia que había encontrado en un periódico sobre cómo una niña había llegado a un hospital con graves contusiones e inconsciente tras haber sido maltratada brutalmente. Diariamente una de las enfermeras se acercaba a su cama y le repetía «te quiero», «eres muy importante», a pesar de la incredulidad de sus compañeros. En unas semanas la niña recuperó la movilidad ante la mirada atónita de los médicos que le habían estado tratando.

Yo traigo una experiencia que me marcó personal y profesionalmente hace doce años cuando trabajaba en Perú. Unos padres tuvieron a su segundo hijo de forma prematura y éste paso tiempo en el hospital hasta que lo llevaron a su casa sano, pero vulnerable y débil. Yo noté desde un principio que a ese niño lo rechazaban, y así se lo expresaron. Aunque le daban de comer no le cogían, no le abrazaban, ni acariciaban. No le decían ni expresaban nada con cariño, no le tocaban. El niño permanecía solo, arrinconado en uno de los espacios de la casa por horas sin que nadie interactuase con él. A las pocas semanas Seguir leyendo…

¿A QUÉ RENUNCIAMOS POR IMPASIBILIDAD?


¿Debemos tener una sociedad impasible hacia lo que sucede alrededor?, ¿Es sano serlo?, ¿Qué consecuencias tiene la impasibilidad a corto y a largo plazo?, ¿Podemos permitirnos ser impasibles? En general en el último siglo lo hemos sido ante grandes injusticias sociales porque no nos afectaban directamente, porque no estábamos en riesgo de perder «lo nuestro», o porque asumíamos que eso debía ser así y/o que no podíamos hacer nada para cambiarlo.

¿Qué entendemos por impasibilidad? Indiferencia, falta de emoción o también incapacidad para sufrir, pasividad, inacción, apatía, abulia. La persona que lo vive, el impasible, es aquella con capacidad para impedir que una impresión o estímulo externo altere su estado de ánimo o incapaz  para tener sentimientos o emociones que afecten a su estado de ánimo. En realidad la persona impasible pasa por la vida con un estado neutro en el que nada parece afectarle. Permanece inalterable ante lo que sucede o vive, por lo tanto no busca cambiar la situación. Renuncia a lo que puede ser, aportar o cambiar en su medio. Cuando uno es impasible muestra que poco o nada le afecta por lo que ante los demás lanza un mensaje subliminar de «puedes seguir realizando lo que desees porque a mi me importa escasamente y no voy Seguir leyendo…