Respuestas ante una agresión sexual

Las respuestas ante una agresión sexual no son únicas o standard, pudiendo ser muy dispares. Esto lo señalo y creo que es fundamental porque solo expertos en estos temas pueden realizar informes periciales con respecto a este tema.

En estas semanas los profesionales que trabajamos con personas que han sufrido traumas por sufrir una agresión sexual nos quedamos estupefactos ante la cantidad de aspectos que se señalan desde la mas completa ignorancia en ámbitos como el jurídico o el periodístico. Me pregunto cuánta gente que habla de consentimiento por parte de la victima en el juicio de la manada ha vivido de cerca una agresión sexual.

Llevo atendiendo durante dos decadas a mujeres de diferentes edades que han sufrido agresiones sexuales en diferentes etapas de su vida, también a hombres, por cierto. Personas que involuntariamente en un momento de su vida se han visto forzadas y agredidas sexualmente, donde no hay una relación sexual de dos personas consentida, sino una imposición y agresión.

Aunque no me voy a meter en las consecuencias devastadoras personales, psicológicas, físicas, familiares  de una agresión sexual quiero resaltar que son de los actos mas dañinos para la identidad que hay, de hecho en las guerras se ha recurrido a la Seguir leyendo…

Traumas, es posible recuperarse

traumasTraumas, ser marioneta de mi dolor

Los traumas son recuerdos dramáticos y dolorosos que se quedan instalados en la mente de la persona y se mantienen en el tiempo.
Traumas no son cualquier memoria dolorosa, sino es un recuerdo que en su momento generó una respuesta en el sistema nervioso simpático de, por ejemplo, estrés, dolor, angustia, situación de peligro e impotencia, etc, y que no se tuvo la oportunidad de reparar.
El tamaño e intensidad de los traumas lo determina no sólo la situación que sucedió, sino la forma en que se ha enfocado, acompañado o reparado ese dolor. Por ejemplo, hay una persona que presenció la muerte de su hermano por un atentado terrorista. Tras ese hecho traumático en su familia se habló y se trató de no ocultar lo sucedido, tratando de mantener la estabilidad familiar, unión y dando calma. La intensidad del trauma de esta persona era menor que si en su entorno se hubiese ocultado, si todo hubiese cambiado, si cada uno se hubiese enfrascado en su dolor, etc.
Hay traumas que están más o menos presentes en la vida y se muestran en momentos puntuales y específicos, como es el pánico a los aviones, a los ascensores por haberse Seguir leyendo…

Sin miedo a la tristeza

Sin miedo a la tristeza

tristeza4

“No puedes estar con tristeza”,  “No te permitimos llorar”. “Tienes que estar alegre y con pensamientos positivos”. Esto es un resumen de lo que hace unos días me contaba una mujer que se había separado recientemente. A su alrededor prácticamente todo el mundo le presionaba para que viese lo bueno que tenía, para que no sufriese, que hiciese muchas actividades y que se dejase de sentimientos de tristeza. Así que ella ya no sólo acababa sintiéndose mal por la separación de su pareja, sino también por sentir tristeza. Doble presión que acababa sufriendo.

Como ese ejemplo muchos; un hombre que tienen ingresado a su padre a punto de morir, una mujer que le han diagnosticado de cáncer, una pérdida de empleo de un trabajador de mediana edad, o incluso una vuelta de las vacaciones. Son situaciones que generan y tienen que generar tristeza porque estamos perdiendo algo valioso para nosotros, aunque por supuesto no con la misma gravedad, y eso duele.

Es entonces donde puede aparecer la tristeza como una respuesta adaptativa, aunque por desgracia muchas veces se considera que es una emoción negativa, simplemente desde la perspectiva de que cuando uno está triste lo pasa mal. 

Eso es una equivocación. No hay emociones negativas ya que todas responden a una forma de readaptarnos a Seguir leyendo…

El miedo escénico, como otros miedos, se trata y se supera

miedo

Hace unos días salió la noticia en prensa de que Pastora Soler, cantante, con una experiencia de casi veinte años; realizando conciertos por todo el país, saliendo ante el público, con una dilata y exitosa experiencia, y estando en numerosos escenarios, dejaba los escenarios debido a su miedo escénico.

Según he leído tuvo que interrumpir una actuación tras sentir que le fallaban las fuerzas. Esta situación según pude saber parece tener su origen en marzo del presente año cuando la cantante sufrió un desvanecimiento y se cayó en mitad de su actuación, que tuvo que suspender. Ella quiso seguir los siguientes meses como si nada hubiese pasado, confiando en que lo podría resolver sin problema, y llevando su vida de forma natural, pero el malestar estaba ahí haciéndose más fuerte.

Ayer, trece de diciembre, Joaquín Sabina acabó su concierto antes de tiempo, señalando que padeció  un ataque de pánico; llevaba tiempo sin actuar, y tuvo que finaliar el concierto señalando que” no se encontraba muy bien”.

Muchas personas recurren a lo mismo cuando hay una situación que les genera ansiedad y acaban dándose ánimos de “Tu puedes”, “Esto no es nada”, “Lo has hecho toda la vida”, “No te pongas nervioso..”etc, que son mensajes totalmente Seguir leyendo…